Cuando la magia del cine es realmente ingeniería

El cine es en realidad una forma de expresar arte en la actualidad, y así como hay muchos tipos de expresiones artísticas, existe todo tipo de películas. Desde cine de arte de pequeño presupuesto hasta grandes producciones con miles de dólares de inversión en efectos especiales; cine experimental, documentales, animación, etc. Pero la realidad es que toda producción de cine necesita, en menor o mayor escala de tecnología, y al hablar de tecnología es imposible no referirnos a ingeniería. Es cierto que la visión del director es lo que se plasma en el producto final, pero ellos necesitan de muchas herramientas que van más allá de un buen guion y buenas actuaciones.

La primera idea que se nos viene a la mente cuando escuchamos tecnología necesaria para la producción de cine es la utilización de cámaras para la filmación. Hoy en día las producciones son cada vez más exigentes en cuestión a resolución de la imagen, lo que ha llevado a esta industria a un desarrollo increíble en cuestión a lentes y procesamiento digital de señales visuales. Una cámara de filmación requiere grandes prestaciones para ser aceptada para la producción de una película con ciertos estándares de calidad.

El proceso de ingeniería en procesamiento de sonido es crucial para una buena película. Esto va mucho más allá de introducir la banda sonora sobre la parte visual de la película. Es necesario para un ingeniero en esta área el ser experto en usar equipos de sonido especiales y computadoras para grabaciones utilizadas en la película, así como para mezclar y sincronizar audio con cada escena. Los técnicos de ingeniería de sonido también ayudan a crear efectos de sonido y a aplicar música de fondo a la película. Fácilmente una productora tendrá en sus requisitos para contratar a alguien en este puesto, el tener un posgrado especializado.

El desarrollo de software ha cumplido un papel crucial en la industria cinematográfica. Especialistas en software son los encargados de crear programas y efectos especiales para películas principalmente animadas. Estos desarrolladores deben comprender a fondo las necesidades de la película y luego usar la tecnología que se encuentra a su alcance, diseñar software o expandir los programas actuales para satisfacer la visión de la película. Un ejemplo de trabajo arduo en este campo son los logros que se han obtenido en películas animadas para mostrar elementos que en el pasado eran imposibles de animar, como humo, cabello y pelaje, iluminación, detalles de textura y muchos otros por medio de motores de renderización poderosos. Hemos llegado a un punto en donde un artista de los efectos especiales puede crear la imagen o animación de un animal y las personas que lo vemos dudamos de si es en realidad una fotografía o una animación.

Pero el proceso de producción de una película no se limita a audio y video, es ahí donde solo es necesario nuestra imaginación para asociar un campo de la ingeniería con una actividad dentro o fuera de la filmación. Es así como se necesita de mecatrónica para crear las estructuras automatizadas que permiten sostener y mover a voluntad las cámaras para tener mejores tomas; química y estudio de materiales para realizar efectos especiales prácticos; conocimiento de estructuras para construir los sets de filmación; experticia en iluminación e instalaciones eléctricas; especializaciones en seguridad para la correcta implementación de efectos especiales peligrosos.

Esta lista es muy amplia y llega hasta el campo de ingenieros consultores, por ejemplo, con la popularidad de las películas del espacio exterior, los productores y directores consultan a los ingenieros aeroespaciales al diseñar naves espaciales, cohetes y otros accesorios de tecnología espacial para hacerlos más realistas. Tradicionalmente, los ingenieros aeroespaciales diseñan y prueban una variedad de proyectos espaciales, como satélites, misiles y naves espaciales. Evalúan cuidadosamente cada diseño y producto para asegurarse de que cumplen con los estándares de calidad y seguridad y trabajan para corregir cualquier problema que encuentren.

Interstellar, 2014. Legendary Pictures; Syncopy Films

Como ingenieros estamos capacitados para resolver problemas en nuestro campo, pero dichos problemas pueden presentarse en diferentes circunstancias. El impacto de nuestro estudio puede llegar hasta la ayuda en creaciones artísticas como es el cine, solo es necesario abrir nuestra visión a todas las posibilidades de trabajo que se nos puedan presentar, y quién sabe, en un futuro podemos llegar hasta a ganar un premio Oscar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *